Wolfgang Genke

Fundador y Presidente del Consejo de Administración de GRENKE AG

 

"Cuando fundé GRENKE en 1978, mi objetivo era poner al alcance de las pequeñas y medianas empresas la oportunidad de arrendar equipos informáticos y ofimáticos a precios óptimos. Y de esa visión ha nacido un grupo empresarial internacional."

 

Una visión hecha realidad

Los empresarios deben tener una visión. En 1978, Wolfgang Grenke identificó un mercado sin explotar en el sector del arrendamiento de equipos ofimáticos y fundó la empresa como sociedad unipersonal en Baden-Baden. Emprendió una historia de éxito a la que continuamente se le han ido añadiendo nuevos capítulos.


En 1990 GRENKE inauguró la primera sucursal y, desde entonces, el Grupo no ha parado de crecer. En 1997 GRENKE cambió su régimen jurídico al de sociedad anónima, lo que constituyó un hito fundamental en la historia de la compañía. Tres años después salía a bolsa: desde 2003 GRENKE AG cotiza en el índice SDAX de la Bolsa de Frankfurt.

 

A partir de ahí GRENKE introduce 2 nuevas líneas de negocio. En 2005, amplía la gama de servicios con el factoring y en 2009 compra el banco privado Hesse Newman, posteriormente rebautizado como GRENKE BANK AG.

 

Con más de 35 años de experiencia, GRENKE está presente en toda Europa en el mercado de Small Ticket ITLeasing. GRENKE, como organización internacional, ha experimentado un sólido y continuo crecimiento a lo largo de este período constituyéndose en partner de confianza que entiende a la perfección las necesidades de financiación de la mediana empresa. Para ello, tenemos desarrolladas soluciones a medida que solo se pueden encontrar en GRENKE.

 

Estas son las bases sobre las que gira el modelo GRENKE:
:: Gestión rápida y sencilla
:: Asesoramiento local personalizado
:: Condiciones optimizadas a las necesidades del cliente


La presencia local y la atención personalizada de nuestros clientes y partners siguen siendo factores clave del éxito de nuestro modelo. Creemos firmemente que en los negocios todas las partes implicadas deben obtener beneficios (Win-Win), lo que nos brindará el escenario perfecto para desarrollar exitosas y duraderas relaciones comerciales.